El colegio Nuestra Señora de la Paz pertenece a la Congregación de los padres SS.CC. La Congregación constituye una comunidad apostólica al servicio de las necesidades más urgentes de la Iglesia.

 

Desde sus comienzos hasta nuestros días ha asumido funciones diversas,v tales como:

 

 

• La educación cristiana de la juventud.

 

• Las Misiones en el extranjero.

 

• La Evangelización en la parroquias, etc…

 

 

El pluralismo de nuestra sociedad hace necesario que las personas y las instituciones definan y expresen claramente su identidad.

 

La diversidad existente entre las múltiples concepciones del hombre, de la vida, del mundo y de la misma sociedad provoca también una diversidad de propuestas que constituyen el conjunto de escuelas de nuestro país.

 

 

Por todo esto nuestro colegio ha decidido definir y presentar públicamente su modelo educativo.

 

Nuestra propuesta se basa en:

 

 

• La Doctrina de la Iglesia Católica.

 

• El espíritu de la Congregación de los Sagrados Corazones.

 

• La voluntad decidida de ofrecer un servicio a aquellas familias que deseen una educación cristiana para sus hijos.

El Colegio Ntra. Sra. de La Paz establece como objetivos básicos e iniciales de su política de calidad la orientación hacia:

El cumplimiento de los requisitos legales y reglamentarios      aplicables a la actividad educativa realizada

La satisfacción permanente de las necesidades, demandas y expectativas de los clientes.

La mejora continua.

 

Misión:

• Nuestros Centros son colegios que la Iglesia, a través de la Congregación de los Sagrados Corazones, ofrece a la sociedad con un marcado carácter evangelizador. Ubicados en las ciudades de Miranda de Ebro (Burgos), Madrid, Torrelavega (Cantabria) y Barcelona.

 

• Nuestros centros se han convertido en una referencia sólida en las ciudades donde están asentados de forma que su proyecto y estilo son conocidos y valorados por la opinión pública.

 

• Consideramos a nuestros alumnos como sujetos protagonistas y activos de su propia formación, acompañados por sus padres y profesores.

 

• Proyectamos nuestra acción educativa más allá de las aulas y del horario lectivo a través de actividades complementarias y extraescolares.

 

• Consideramos a los padres de nuestros alumnos como los primeros responsables de la educación de sus hijos. Prestan su apoyo y colaboración en la tarea colegial a través de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos y de los órganos de participación establecidos.

 

Visión:

• En los próximos seis años (2008-2014) pretendemos alcanzar las siguientes líneas de visión:

 

• Mejorar y potenciar la integración de educación y evangelización, como expresión del sentido trascendente de la vida

 

• Lograr que los alumnos desarrollen al máximo sus capacidades, atendiendo a cada alumno según sus necesidades específicas

 

• Implicar a las familias en la vida del centro de forma que cooperen con los educadores en la formación de sus hijos, participen en las actividades del centro y contribuyan al sostenimiento económico del mismo

 

• Conseguir que los centros tengan una organización eficaz y realicen un uso eficiente de los recursos materiales

 

• Hacer que el centro sea un exponente de los valores de solidaridad, ayuda..., en oposición a ciertos contravalores de la sociedad: agresividad, soledad…

 

• Abrir el centro a las necesidades del entorno para darles respuesta en la medida adecuada a nuestra misión.

 

• Optar por la formación permanente del profesorado y de todas las personas implicadas en el Centro

 

• Hacer de los nuevos recursos educativos la base de nuestra renovación didáctica.

 

Valores:

• El alumno en el centro del hecho educativo: le acogemos como es y le ayudamos a crecer mediante múltiples propuestas educativas, no sólo en las horas lectivas, sino con otras actividades formativas al margen del horario escolar

 

• La cercanía a las personas, la presencia y el acompañamiento a los alumnos, el ejercicio de la orientación y el consejo en la práctica educativa.

Tradición y larga experiencia educativa

 

• Amplio desarrollo de la actividad pastoral: tiempo libre, solidaridad, ONG, voluntariado, celebraciones de la fe...

Coordinación y colaboración con la parroquia Ntra. Sra. de La Paz.

 

• La autonomía, el sentido crítico, el valor de ser uno mismo. La acogida, la empatía, el fomento de la autoestima y del autoconocimiento.

El valor de la formación continua, la reflexión y revisión de lo que se hace.

El esfuerzo y la superación personal, la búsqueda de la excelencia y la mejora continua.

La justicia, el valor de la convivencia, la cooperación, el trabajo en equipo.

La opción por los más necesitados.

 

• Entre los miembros de la Comunidad Educativa hay un número Consolidada corresponsabilidad seglar

Trabajo coordinado con los otros Colegios de la Congregación

Hay una gran oferta de grupos juveniles actividades culturales y deportivas en nuestros colegios.

Centro de fácil acceso para la mayoría de las familias

 

• Finalmente, desde julio de 2005, nuestros centros están certificados con los requisitos indicados en la Norma UNE-EN-ISO 9001:2000 para el alcance de los PROCESOS EDUCATIVOS DE ENSEÑANZA REGLADA EN LOS NIVELES DE EDUCACIÓN INFANTIL, PRIMARIA, SECUNDARIA OBLIGATORIA Y BACHILLERATO, en reconocimiento a su compromiso por la mejora continua.

 

 

El Colegio :: Quiénes somos :: Estilo Educativo

Nuestro estilo de colegio reflejado en el carácter propio de la Congregación de los Sagrados Corazones, se pone al servicio de la educación de niños y jóvenes. Queremos conseguir esto a través de :

 

• La apertura real de nuestro centro a cuántos quieran educarse en él.

 

• La dedicación de los educadores a los alumnos, que exprese a la vez comprensión, apertura al diálogo y firmeza.

 

• Un ambiente de familia entre todos los miembros de la Comunidad Educativa, que lleve a la colaboración mutua.

 

• Una actividad abierta a todos, sin discriminaciones y especialmente a los más necesitados, tanto en el campo del aprendizaje como en el de la marginación social, o con dificultades económicas, familiares, afectivas, etc.

 

• Una calidad de enseñanza y una seria formación, tales que permitan a los alumnos, según sus capacidades respectivas, integrarse adecuadamente en la realidad social y profesional.

 

• Una participación desinteresada y abierta de los alumnos en las actividades del ámbito escolar, con un sentido de ayuda al colegio y propuestas de iniciativa.

 

• Una relación personal con los padres de los alumnos, especialmente con los que atraviesan dificultades, bien sean de aprendizaje, de formación o de relaciones.

 

• Una sonora inquietud por la justicia y la solidaridad, hacia la construcción de un mundo más justo en solidaridad con los pobres.

 

• Una relación cordial con los antiguos alumnos, que podrán aportar al colegio su colaboración, ayuda y experiencia.

 

• El anuncio del Evangelio en toda la vida escolar, dentro del respeto a la libertad de cada uno y a su respectivo ritmo de maduración.

 

 

 

Queremos ofrecer una educación integradora de la personalidad y la promoción en todas las facultades del alumno a partir de:

 

• El conocimiento, la aceptación y la superación de sí mismo.

 

• La adquisición de los conocimientos, destrezas y actitudes necesarias para el desarrollo de su persona.

 

• La expresión plástica, corporal, dinámica, musical, literaria, etc.

 

• La autonomía de la acción, con capacidad de independencia, decisión y crítica, y el ejercicio de la libertad y la responsabilidad en la vida social.

 

• El estímulo de la sensibilidad hacia el medio natural.

 

• Una educación social y comprometida en la construcción del mundo, y por ello proponemos:

 

• Crear un ambiente de cooperación y solidaridad.

 

• Profundizar en el estudio de la realidad social.

 

• Orientar a los alumnos en la lectura serena, objetiva y crítica de la     

 

   realidad.

 

• Ayudarles a comunicarse con los demás.

 

• Promover su preparación humana y profesional.

 

• Colaborar activamente en el necesario cambio social hacia un mundo más   

 

   justo y humano.

 

• Una educación ética y abierta a lo trascendente. Por lo tanto, en nuestros planteamientos

 

 

  educativos:

 

• Reconocemos la dignidad del hombre como tal, desde sus aspectos 

 

  corporales hasta su inteligencia, su libertad y especialmente su conciencia

 

  moral.

 

• Partimos de que el hombre es un ser abierto a un ámbito que le trasciende.

 

• Mostramos que la dimensión transcendente del hombre abre horizontes

 

   nuevos a la vivencia y a la interpretación de la realidad personal, humana y

 

  del mundo.

 

• Estimulamos a los alumnos para que asuman, libre y responsablemente

 

  una jerarquía de valores que dé sentido a su vida, desde una visión

 

  fundamentada en los valores evangélicos.

 

C/ Padre Damian, 26 39300 Torrelavega T.94 288 20 17 F.94 280 49 89 correo: colegio@nspazt.com
Nota legal - copyright
Diseño web y programación: Clickart - Clickedu